El programa para 2020 de Justicia de Vivienda para Todos

Hay 92,000 personas en Nueva York sin techo, muchas de ellas niños. La vivienda pública está deteriorada y la mitad de los inquilinos en el estado pagan más de lo que pueden permitirse en alquiler. Demasiadas familias no tienen el derecho a renovar sus contratos y viven en temor constante de desalojo.

Todo neoyorquino tiene el derecho a un hogar seguro, saludable y permanentemente asequible –una garantía de hogar en NY (#NYHomesGuarantee). La falta de techo y el desalojo no tienen ninguna razón de ser en el Estado de Nueva York. Solucionar nuestra crisis de vivienda es una lucha a largo plazo que requerirá acciones decisivas en todos los niveles del gobierno.

A continuación, cómo la Legislatura del Estado de Nueva York puede actuar para una #NYHomesGuarantee en 2020:

Control universal de alquileres

Aprobar el desalojo por una buena causa. El desalojo por “una buena causa” daría a los inquilinos que habitan viviendas actualmente no reguladas el derecho a renovar sus contratos, con aumentos del alquiler limitados y asequibles. Les daría el derecho a organizarse para lograr condiciones más saludables en sus edificios, sin temor a represalias.

Eliminar las mejoras importantes de capital (MCI). Las MCI están expulsando a los inquilinos de sus hogares en toda la Ciudad de Nueva York y los condados de sus cercanías.

Luchar por la ejecución de la Ley de Estabilidad de Vivienda y Protección de Inquilinos de 2019 (Housing Stability and Tenant Protection Act of 2019). En 2019 ganamos el conjunto de protecciones de inquilinos más fuerte que se ha visto en Nueva York en una generación, pero la agencia de vivienda estatal, Hogares y Renovación Comunitaria (Homes and Community Renewal, HCR), no tiene las herramientas ni la voluntad para aplicarlas justamente. La Legislatura debe responsabilizar a la HCR por la aplicación verdadera y centrada en los inquilinos, e invertir $500 millones en ella para hacerlo posible.

Vivienda social para poner fin a la falta de techo y estabilizar a NY Crear 20,000 unidades de vivienda con apoyo. Vivienda con apoyo es económica y clave para poner fin a la falta de techo y brindar servicios a las personas más vulnerables en Nueva York, los que tienen dificultades con la salud mental, abuso de alcohol y drogas y enfermedades crónicas.

Aprobar el proyecto de ley Apoyo a la Estabilidad del Hogar (Home Stability Support, HSS). HSS sacaría a las familias del desamparo al proporcionar ayuda con el alquiler para compensar la diferencia entre el subsidio de alojamiento y el alquiler del mercado justo federal.

Invertir $3 mil millones en vivienda pública en todo el Estado de Nueva York. La vivienda pública es una fuente importante de viviendas permanentemente asequibles, y carece de fondos en un grado lamentable.

Cobrar impuestos a los ricos para financiar la #NYHomesGuarantee. Nueva York debe tomar medidas a favor de la #NYHomesGuarantee en 2020, pero nada de eso es posible sin aumentar el presupuesto estatal.

Eliminar 421a y 485a. Estos subsidios despilfarradores le cuestan más de $2 mil millones al año al Estado de Nueva York y canalizan fondos a algunos de los especuladores corporativos más importantes del estado, a cambio de ninguna vivienda asequible.

Promulgar políticas fiscales progresivas. Nuestro estado debe promulgar impuestos progresivos, reclamados desde hace mucho tiempo, para multimillonarios y las corporaciones que les pertenecen, para poder pagar estas inversiones importantes y así asegurar que todos los neoyorquinos tengan viviendas seguras y decentes. Se puede leer más (en inglés) sobre estas políticas fiscales aquí: https://makebillionairespay.info/