La redefinición de distritos en el Estado de Nueva York: Por qué tiene importancia para cuestiones de vivienda

A mediados de marzo, la legislatura estatal y el gobernador Andrew Cuomo aprobaron un nuevo plan de redefinición de distritos para el Senado y Asamblea estatal. A pesar de promesas escritas de Cuomo y casi todos los legisladores a poner fin a la manipulación de distritos y crear un panel independiente para trazar los límites de los distritos para la próxima década, el plan que aprobaron es hiper-partidista. Continúa la tradición en Nueva York de permitir que los demócratas de la Asamblea definan los distritos de la Asamblea en beneficio propio, y que los republicanos del Senado hagan lo mismo. 

Así que la manipulación es imprescindible para mantener el corrupto e ineficaz status quo en Albany de “tres hombres en una sala”. Muchos aspectos críticos de políticas de vivienda, como la regulación de alquiler y subvenciones como los programas 421a y J-51, son decididos por el gobierno estatal en Albany en vez de por la Alcaldía. El dominio de los republicanos en el  Senado estatal durante décadas quizás haya sido el obstáculo más grande para lograr regulaciones de alquiler más fuertes y otras políticas que favorecen a los inquilinos. Probablemente sería imposible sin el proceso de manipulación de distritos una vez cada década. 

Para mantener el control en un estado donde los demócratas inscritos superan a los republicanos por más de 2 a 1, los republicanos del Senado hacen uso de todas las artimañas de manipulación de distritos que hay. La ley federal permite que la población de los distritos legislativos estatales sean hasta un 5 por ciento más o menos del tamaño ideal estrictamente igual, alrededor de 315,000 personas, basado en el Censo de 2010. En el plan aprobado por Albany, esto ha sido manipulado para crear un nuevo distrito del Senado en el norte del estado, el Distrito 63, que realmente debe pertenecer a la Ciudad de Nueva York. 

De hecho, todos los distritos del Senado en el norte del estado en el plan están subpoblados por casi un 5 por ciento, mientras los distritos de la Ciudad de Nueva York están sobrepoblados por casi lo mismo. El distrito medio del Senado en la Ciudad de Nueva York tiene casi 25,000 residentes más que el distrito medio en el norte del estado. Esto proporciona al residente medio del norte del estado aproximadamente un 8 por ciento más de poder del voto en el Senado estatal que el residente promedio de la Ciudad de Nueva York. 

Los distritos en la Ciudad de Nueva York están trazados en retorcidas piezas de rompecabezas para maximizar las probabilidades de que los republicanos sean elegidos en Brooklyn y Queens. El Distrito 22 del Senado de Marty Golden, por ejemplo, zigzaguea y serpentea por el Sur de Brooklyn para incluir solamente las áreas más conservadoras. El adyacente Distrito 23 conecta Sunset Park con Coney Island por un hilo de terreno litoral. 

En el norte del estado, ciudades como Rochester están repartidos en tres distritos que luego se extienden muy adentro en el campo, para asegurar que los votantes más conservadores rurales y de las afueras de la ciudad superen en número a los urbanos. Los condados con inclinaciones liberales de Ulster y Tompkins (el condado de Ithaca) están cortados en tres y cuatro pedazos respectivamente. En Long Island, áreas con grandes y crecientes poblaciones minoritarias, como Islip en el condado de Suffolk y el área de Hempstead-Freeport en Nassau, también están cuidadosamente cortadas en múltiples distritos para proteger a los titulares republicanos. Todas estas áreas tienen poblaciones más altas de inquilinos y residentes de bajos ingresos que se beneficiarían  de robustas políticas de vivienda asequible. 

Para ser justos, los demócratas de la Asamblea también realizan este tipo de manipulación partidista para aumentar sus propias ventajas y llegar lo más cerca posible a tener una super-mayoría. Pero en su conjunto no es tan atroz como las manipulaciones de los republicanos del Senado, probablemente sólo porque no lo necesitan para conseguir una mayoría. 

Mientras los líderes legislativos se ocuparon durante meses en disputar tras puertas cerradas para producir algunos de los distritos del Senado y Asamblea más atrozmente manipulados que jamás han sido visto en Nueva York, el proceso para los distritos del estado para el Congreso ha sido muy distinto. Cuando los demócratas y republicanos en Albany no pudieron llegar a un acuerdo sobre cuáles titulares serían favorecidos o no favorecidos, la corte federal para el Distrito Este de Nueva York tuvo que intervenir para trazar nuevos límites del Congreso. En marcado contraste con los distritos del Senado y Asamblea producidos por la legislatura, los nuevos distritos del Congreso de Nueva York son los más justos que el estado ha visto en décadas.

Desde diciembre de 2011, Causa Común de Nueva York (Common Cause New York) ha hecho disponible al público en general un conjunto de planes para reformar la redefinición de distritos, basados en criterios no partidistas tradicionales, que incluyen comunidades de intereses, compacticidad, contigüidad y respeto para los límites de condados, ciudades, pueblos, aldeas y distritos escolares donde fuera posible. Los “Mapas de Reforma” de Causa Común deliberadamente excluyeron cualquier consideración de datos políticos, como dónde viven los titulares. El plan del Congreso de la corte federal, guiado por los mismos criterios, se atiene estrechamente a la estructura del Mapa de Reforma en la mayoría de las áreas del Estado. 

Organizaciones de derechos civiles y grupos de buen gobierno como Causa Común esperan ahora que las cortes intervengan para rediseñar los límites legislativos del estado. Es muy posible que las cortes puedan fallar que la inserción del distrito 63 del Senado es inconstitucional. También es posible que el Departamento de Justicia federal halle que algunos aspectos de la manipulación del Senado violan la Ley de Derecho al Voto (Voting Rights Act).

 

Brian Paul es el coordinador de investigación y política de Common Cause New York. Usted puede buscar los nuevos distritos, los Mapas de Reforma de Common Cause y el progreso de la litigación en el sitio Web de redefinición de distritos de Common Cause New York, www.citizenredistrictny.org.