Manifestación trilingüe en Jackson Heights

Hace cien años este mes, los neoyorquinos protestaron por el Incendio Triangle con discursos en inglés, español y yídish. El 26 de febrero en Queens, alrededor de 75 personas protestaron el hostigamiento a inquilinos y exigieron que el estado fortalezca sus leyes de alquiler, con discursos en inglés, español y bengalí.

La manifestación tuvo lugar fuera del 37-60 de la Calle 88 en Jackson Heights. “Les quiero hablar de los abusos que cometen los propietarios”, dijo en español el inquilino del edificio Luis Pelaez.

“Desde hace cuatro años, estoy pagando una renta ilegalmente alta”. Dijo que aumentaron su alquiler en 2006 de $1,139 al mes a $1,500, después de que se transfirió el contrato a su nombre.
La manifestación se organizó por Hacer Camino Nueva York (Make the Road New York), el asambleísta Francisco Moya, la concejal Julissa Ferreras y la Campaña de Reforma de Renta Real (Real Rent Reform Campaign). Después de la reunión en la Calle 88, los manifestantes marcharon a la vuelta de la esquina, al 87-15 de la Avenida 37. El casero de este edificio recientemente llamó a la policía porque los inquilinos trataron de celebrar una reunión en el lugar, según dijo Leandra Requena de Hacer Camino NY al grupo.

Jackson Heights, Elmhurst y Corona, donde viven decenas de miles de inmigrantes de Latinoamérica, la India y Bangladesh, figuran entre los vecindarios más hacinados de la ciudad. Más de una sexta parte de los hogares allá son “gravemente hacinados”, ocupados por mucho más de una persona por habitación, según las cifras de Pratt Center. Mientras tanto, hay apartamentos que se alquilan por más de $2,000 al mes en todas partes del condado.